¿Cómo comprar tu equipo de buceo?

Este artículo pretende servir de orientación sobre el equipo de buceo que necesitarás al terminar tu curso. Puedes comprar el material poco a poco, incluso durante el curso de iniciación, ya que es un buen momento para comenzar a invertir en comodidad para bucear. El presupuesto y el espacio de almacenaje del que dispongas marcarán en parte el material que compres. Si vas a adquirir tu equipo de buceo poco a poco, aquí te damos algunas pautas sobre el orden de prioridad que conviene seguir.

¿Cuál es el orden de compra aconsejable para el equipo de buceo?

No siempre es necesario esperar a terminar el curso para empezar a comprar el material. Algunos elementos son muy asequibles y es recomendable comprarlos al principio del curso para bucear con mayor comodidad. Y si luego decides no continuar buceando, son accesorios que puedes usar con otros fines.

Veamos en qué orden deberías adquirir tu equipo de buceo.

1. Máscara de buceo

La máscara de buceo es el primer material que deberías comprar. Aunque la estética siempre cuenta, no conviene fijarse solo en este aspecto. Tampoco sirve como criterio para elegir que alguien te haya dicho una máscara en concreto es la mejor.

Otra cuestión importante es el precio. Las baratas no tienen por qué ser de mala calidad. El factor decisivo es que se ajuste perfectamente a tu cara. El rostro de cada persona es diferente en cuanto a forma y dimensiones. Por esta razón, conviene acudir a una tienda especializada donde haya muchos modelos para elegir.

El ajuste es fundamental. Piensa que hacer una inmersión en la que te entre agua continuamente o con una máscara que se empañe solo servirá para que tengas una mala experiencia buceando. Y el objetivo del curso de buceo es que disfrutes y que tu afición siga creciendo. Aun así, si decides no continuar con las inmersiones, puedes usar la máscara para hacer esnórquel.

A continuación, puedes ver algunos modelos de máscara de buceo con características muy diferentes.

2. Escarpines

Esta parte del equipo tiene más relevancia de lo que puedas pensar. Existen varias opciones en el mercado. Los escarpines más utilizados para bucear son los de suela rígida. De esta forma, previenes dañarte con las piedras y las imperfecciones del terreno. Otra de sus ventajas es que ajustan perfectamente en las aletas.

Recuerda que unos escarpines tardan dos o tres días en secarse, bastante más que un traje de buceo. Este es un factor que debes tener en cuenta, ya que puede que te toque bucear con escarpines mojados. Si son tuyos, mucho mejor.

3. Ordenador de buceo

El ordenador de buceo es un material OBLIGATORIO, por lo que quizá debería ser el primer elemento del equipo de buceo que deberías comprar. No obstante, los clubes o centros de buceo tienen que proporcionarte uno de estos dispositivos para realizar el curso.

Nuestro consejo es que adquieras el ordenador de buceo más económico posible. La razón es sencilla. Cuando estás iniciándote en el buceo, aún no conoces a fondo las diferencias entre materiales. Si inviertes, por ejemplo, 180 euros en un ordenador sencillo, es posible que al cabo de un tiempo quieras cambiarlo por otro. La ventaja de los equipos baratos es que se devalúan menos con el tiempo.

De esta forma, podrás recuperar una parte importante de lo invertido (unos dos tercios de su precio original). Además, es muy probable que conserves tu primer ordenador de buceo para tenerlo de repuesto. Al contrario, si gastas el triple de esa cantidad y, más adelante, encuentras otro dispositivo que encaja mejor con tus preferencias, recuperarás aproximadamente la mitad de lo invertido. Por ejemplo, si gastas 500 euros en un dispositivo nuevo, lo podrás vender por unos 250 euros.

En nuestra opinión, un Leonardo o un Zoop son más que suficiente para las primeras inmersiones, ya que te proporcionan todos los parámetros que necesitas. Deja el caro para cuando avances más en el buceo e invierte la diferencia en unas aletas, por ejemplo.

4. Traje de buceo

El traje de buceo tarda en secar unas 24 horas si hace calor. Existen muchos modelos a precios asequibles, si nos ceñimos a los trajes húmedos, que son los que deberías utilizar hasta adquirir cierta pericia. Otro tema, al que dedicaremos un artículo entero, es el grosor del traje. No obstante, la elección debe ser en función del frío que tengas y de la temperatura de las aguas donde buceas normalmente.

En resumen, tener un traje de buceo propio y que se ajusta a tu cuerpo te brindará mayor comodidad y te protegerá más del frío. Además, tendrás la tranquilidad de saber que está en perfectas condiciones. Un traje bien cuidado te durará muchos años y muchas inmersiones, que es lo que realmente importa.

5. Aletas de buceo

Al igual que ocurre con la máscara, las aletas de buceo son uno de los elementos más personales del equipo. Existen múltiples modelos con diversos sistemas de enganche, por lo que es muy recomendable que los pruebes para saber cuál es el tipo de aleta que se ajusta mejor a ti. Debes elegirla fijándote en tu condición física, el tipo de ajuste, la forma, el modelo, etc.

Los ajustes pueden ser muy variados: tiras ajustables, calzantes, bugís metálicos, de goma, etc. Una vez que encuentres el sistema que se adapta a tu comodidad, la cuestión del color es una decisión completamente personal.

6. Reguladores de buceo

Los reguladores de buceo no son económicos, por lo que nuestro consejo es que lo pienses bien antes de decidirte a comprar uno. De hecho, más adelante publicaremos un artículo específicamente dedicado a los reguladores. Hoy tan solo te vamos a explicar las dos categorías principales de reguladores, que deberías escoger en función del tipo de buceo que vayas a practicar.

  • Estribo (INT). Normalmente, este tipo es más cómodo, ya que te deja usar la mano completa para soltar el regulador de la botella. No es ni mejor ni peor que otros. Es diferente. En algunas partes del mundo, como Estados Unidos y el continente americano, el sistema de estribo era el más extendido hasta hace algunos años. Sin embargo, en la actualidad se empiezan a emplear los dos sistemas indistintamente. El único inconveniente de este regulador es que tienes que poner el núcleo, pero eso ya es cosa del centro o club, que debe facilitarlo a las personas que usan ese sistema.
  • Sistema (DIN). Este es el sistema más usado actualmente, sobre todo en Europa. Quizás sea un poco más seguro por el roscado, ya que al atornillarse a la botella queda todo mejor fijado. El principal inconveniente se produce a la hora de soltar el sistema. Pero esta es nuestra opinión personal.

IMPORTANTE: si tienes intención de comprar ordenadores con sensor, observa que el regulador tenga dos salidas de HP, puesto que las necesitarás para conectar el sensor y el manómetro normal.

7. Chaleco de flotabilidad (BCD)

Este es otro artículo complicado de escoger. En este caso, conviene prestar atención a los factores económicos, físicos y estéticos. Como siempre, insistimos en que la mejor opción es PROBAR diferentes modelos hasta encontrar el que mejor se adapta a nosotros. Al existir tantas posibilidades, prepararemos un artículo donde hablaremos de las alternativas que existen en el mercado y las ventajas e inconvenientes de cada una.

Por el momento, solo comentaremos que existen cuatro tipos fundamentales de chalecos de flotabilidad:

  • Chaleco normal
  • Chaleco semi alas
  • Chaleco de viaje
  • Chaleco alas

Puedes apreciar las diferencias en las imágenes:

8. Botellas de buceo y plomos

Algo que no solemos recomendar es comprar plomos, ya que normalmente el centro o club de buceo debería tenerlos y es más cómodo con cargar con ese peso extra en los desplazamientos. Muchas personas prefieren llevar sus propios plomos porque ajustan el trimado a ese peso, pero conviene recordar que si no se contabiliza el peso de la botella, no sirve para nada.

Las botellas son muy delicadas, necesitan mantenimiento y reponer la carga de aire. Si no las usas mucho en inmersiones de infantería, no merece la pena comprarlas, ya que normalmente las inmersiones incluyen plomos y botella.

9. Equipo de seguridad OBLIGATORIO

Hemos dejado el equipo de seguridad para el final, aunque deberías comprarlo lo antes posible, ya que el BOE obliga a llevarlo siempre y no se suele incluir en los alquileres de los clubes o centros de buceo. Después de obtener tu certificación, el siguiente paso debería ser adquirir este material, que consta de los siguientes elementos:

  • Silbato o sistema de aviso acústico
  • Cuchillo o útil de corte
  • Ordenador o reloj, tablas y profundímetro
  • Boya señalizadora con carrete

En conclusión, cuando nos planteamos la compra del equipo de buceo, es esencial decidir qué material se adapta a nosotros para evitar gastar el dinero en equipo que no podamos usar. Lo más recomendable es escoger el material que mejor se ajusta a nuestras necesidades en el momento de la compra. Así, conseguimos ser más eficientes buceando y comprando.

Es cierto que cada cierto tiempo salen materiales nuevos, que pueden encajar mejor que el equipo que ya tenemos. Es lo mismo que ocurre con los coches, los teléfonos, etc. No está la cosa para gastar a lo loco. Si es por placer, de acuerdo, pero evitemos que sea por haber elegido mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?