Botellas de buceo: tipos, tamaños, griferías y normativa

¿Estás pensando en tener una botella de buceo personal? Si es así, no te puedes perder este artículo. Te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir, los aspectos esenciales de la normativa de 2024 y los cuidados imprescindibles para tu seguridad, así como para proteger y aumentar la durabilidad de la botella.

Tipos de botellas: materiales, capacidad y griferías

Las botellas de buceo pueden estar fabricadas en materiales diversos. Además, pueden tener diferentes capacidades y presiones.

Clasificación de botellas por su material

Según el material, encontramos botellas de tres tipos:

  • Acero/Hierro. Estas son las más usadas por su relación calidad/precio. Conviene tener en cuenta que este material se oxida, por lo que es imprescindible tener un especial cuidado con el agua que entra en ellas, ya que puede causar óxido en el interior. Además, necesitarán un mantenimiento regular, especialmente para renovar la pintura.
  • Aluminio. El aluminio es un material ligero que no se oxida. Estas botellas tienen varias ventajas sobre las anteriores: son perfectas para cargar menos peso, no necesitan pintura, presentan menos problemas de desconchones y los posibles fallos se aprecian con mayor facilidad. Aunque no se oxidan en sentido estricto, en las botellas de aluminio aparece una especie de costra similar al óxido.
  • Fibra de carbono. Son las más avanzadas desde el punto de vista tecnológico y también las más caras. Básicamente, solo se usan en el Ejército, ya que no son rentables para el buceo deportivo. ¡Quién sabe si algún día estarán a nuestro alcance!

La capacidad habitual de las botellas también varía según el material.

Botellas de buceo según su capacidad

Las botellas de acero y hierro son de 12 o 15 litros. Por su parte, las de aluminio son de 9 u 11 litros. También podemos encontrarlas en otros tamaños: 7, 9, 10 y 18 litros, aunque no son tan frecuentes.

La carga normal es de 200 bares, aunque algunas botellas admiten hasta 235 bares. Se puede aplicar una carga a más presión, pero en ese caso necesitamos emplear un compresor NO estándar, además de griferías y reguladores especiales. La razón por la que se cargan a 200 bares, aunque admitan más presión, es que así no forzamos el material. Además, con esto se consigue estandarizar el llenado y evitar riesgos, ya que algunas botellas solo admiten 200 bares.

RECUERDA: no todas las botellas de la misma capacidad pesan igual.

Se pueden encontrar botellas de 15 litros que pesan lo mismo que una de 12 litros. Del mismo modo, hay botellas de buceo de 12 litros que pesan más que una de 18. Si quieres ajustar tu trimado a lo más extremo, debes tener en cuenta este aspecto.

Las griferías

Las griferías de las botellas de buceo se ajustan a los siguientes estándares:

  • Grifería simple. Tienen una sola salida para reguladores.
  • Grifería doble. Tienen dos salidas y se emplean en equipos que usan reguladores con sistema duplicado. Esta tipología es más segura porque, en caso de fallo de una etapa, se puede usar la otra con total seguridad. De esta forma, se reducen los riesgos a la mitad y se consigue una posición de buceo más fiable.
Botellas de buceo

El objetivo de las dos griferías es tener duplicado todo el regulador para respirar. Esta opción es obligatoria para entrar en pecios y zonas de buceo donde sea complicado salir a superficie de manera directa. La distribución de las griferías dobles es la siguiente:

  • Grifería 1. Se coloca una primera etapa, una segunda etapa, un manómetro y un latiguillo de baja presión (chaleco, traje seco, etc.).
  • Grifería 2. Se coloca una primera etapa, una segunda etapa, un sensor de presión de botella (opcional) y un latiguillo de baja presión.

Este sistema es mucho más seguro. Si, por casualidad, un latiguillo se corta, un filtro se avería o pasa algo con el kit montado en la primera etapa, se puede cerrar ese grifo (si fuera necesario) y salir a superficie con total calma usando la otra grifería, que tiene todos los componentes.

IMPORTANTE: Recuerda que este sistema se emplea para salir con seguridad, no para seguir buceando sin hacer caso a ese aviso que nos ha dado nuestro equipo.

Normativa de retimbrados de las botellas de buceo

La normativa vigente en 2024 viene recogida en el Reglamento de Equipos a Presión, en el Real Decreto que regula las condiciones de seguridad de las actividades de buceo, en la Ley de Compresores y la Ley del Deporte. De acuerdo con esta legislación, las botellas de buceo tienen que pasar dos revisiones: hidrostática y visual:

  • Revisión hidrostática. Se pasa cada cinco años en un centro especializado donde miran el comportamiento del metal bajo presión. Esta prueba mide la expansión del material y, si excede unos mínimos, se rechaza la botella y no se puede utilizar. En ese caso, la empresa tiene que poner la marca R, que inutiliza la botella para su uso.
  • Revisión visual. Se realiza cada año y consiste en una inspección interior de la cantidad de óxido y del estado general, tanto interior como exterior. En caso de que el interior esté muy oxidado, existe la posibilidad de realizar una limpieza. Ante cualquier duda, es muy recomendable encargar la limpieza, ya que alarga la vida de la botella.

Marcaje de las botellas de buceo

Todas las botellas tienen una serie de marcas en la ojiva para identificarlas y saber si están al día o no. Es importante aprender a identificar la siguiente información:

  • Nombre del fabricante
  • Número de serie
  • Año de fabricación
  • Peso y carga máxima autorizada
  • Fecha de la última inspección

Una vez pasado el retimbrado, se añade una pegatina para la revisión hidrostática y otra para la revisión visual, que indica la fecha de caducidad.

¿Te animas a tener una botella personal? Un último consejo: es imprescindible ser muy cuidadoso con los golpes, por lo que es recomendable poner una red de protección. Así aumentará su vida útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?